fbpx

Seguro que tras varios años de cambios, sigues sin saber cuándo llegará el momento de decir que has terminado el proceso de transformación digital de tu despacho.

Para nosotros, este proceso es como la mejora continua de tu despacho de administración de fincas. Es decir, que no termina, ya que, siempre saldrá algo nuevo que te permita mejorar tu negocio. Por ejemplo, aspectos como tu propuesta de valor, optimizar procesos o agilizar las tareas del día a día.

Cómo puedo conocer el grado de digitalización de mi despacho.

De esta forma, para valorar el grado de transformación digital de un despacho de administración de fincas, deberías hacerte las siguientes preguntas:

¿Has cambiado significativamente los procesos y procedimientos del despacho?

¿He digitalizado o automatizado ciertas tareas repetitivas?

¿La digitalización permite que los empleados estén más enfocados en las necesidades del cliente y en aquellas tareas que realmente le aportan valor?

¿Ha mejorado la productividad del equipo en este proceso de transformación digital del despacho

¿Habrán percibido mis clientes todos los cambios implementados en el despacho?

Quizás esta última sea la más importante de todas. Al final de todo, tus clientes deben notar este proceso de cambio gracias a la digitalización. Es más, lo ideal es que lo vivan contigo. Estamos cansados de ver despachos que incorporan programas para nada baratos y que sus empleados no aprovechan ni un 30% del potencial que ofrecen. Pero lo peor no es esto, sino que al cliente final no le llega ni un 10% de este proceso de cambio.

Asegúrate por tanto de mejorar la experiencia del cliente en procesos como la resolución de incidencias. También en aspectos como la consulta de información económica de la comunidad o la comunicación entre los propietarios y el despacho. Es decir, focaliza tus esfuerzos en aquello que realmente aporte valor a los propietarios de tus comunidades.

Y en ese momento podrás decir que ya estás en lo más alto de la ola de ese proceso de transformación digital. Ahora te toca surfear, así que, búscate una buena tabla.

Recuerda que Fynkus te lo pone fácil.